Cuando existe sobreexposición al ruido, se produce la fatiga auditiva, dañando el nervio acústico y las células del oído interno. ¡Conoce más al respecto!

La fatiga auditiva es un tipo de trauma acústico que afecta a nuestra audición y a la salud del oído, es un problema auditivo de lo más común por el exceso de ruido al que estamos expuestos. Se define como un descenso del umbral auditivo que implica una reducción de la capacidad auditiva. No debe ser permanente, pero si se prolonga durante varios periodos de tiempo es recomendable acudir al otólogo, ya que el oído interno podría estar dañado. Recuerda que el oído es un órgano delicado de nuestro organismo, además que es esencial para recibir sonidos y nos permite escuchar adecuadamente. 

Existen factores que interfieren en la salud auditiva y en el estado de audición: el ruido, la edad y agentes externos como la edad y el calor. El ruido es el elemento más importante a tener en cuenta, ya que los agentes externos sólo podrían desencadenar en una infección de oído.

Escuchar música en alto volumen así como presenciar la contaminación acústica en la ciudad, pueden ocasionar la fatiga auditiva que suele durar entre 2 y 16 horas hasta volver a oír como lo hacíamos antes, es importante usar la protección adecuada en los oídos para evitar la pérdida de audición.

¿Cuáles son sus síntomas? Acúfenos o pérdida de audición. 

¿Qué soluciones tiene? Los protectores auditivos son los mejores aliados, es importante también la detección temprana y preventiva de la audición así como guardar distancia de fuentes de sonido extremadamente altas.

La revisión de oído es fundamental para seguir oyendo bien y, ante todo, comprobar que tu salud auditiva funciona correctamente. Acércate al Centro de Audición y Equilibrio de Monterrey, contamos con los estudios y tratamientos para el cuidado de tu salud auditiva, además, siempre estamos al tanto de ti. ¡Será un placer atenderte!

Leave a comment