La relación entre estas dolencias es más común de lo que crees.

Los pacientes con diabetes pudieran tener el doble de posibilidades de sufrir pérdida de audición, esto es por los altos niveles de glucosa en la sangre que pueden dañar los vasos sanguíneos del oído interno aunque no es del todo seguro. 

Lo que sí está claro es que un alto porcentaje de las personas que se sometieron a estudios y que tenían una alta propensión a la pérdida auditiva, eran diabéticos.

Es importante asistir con tu otólogo de cabecera para realizar las pruebas pertinentes para determinar el estado actual de tu audición y así, tratar de manera óptima los problemas auditivos para evitar que se agraven.

En el Centro de Audición y Equilibrio del Dr. Mario Villegas realizamos diferentes estudios, entre ellos: la audiometría y la timpanometría que son pruebas para la detección temprana de problemas auditivos. ¡Cuidamos tu oído como si fuera nuestro!