Hoy te contamos los diferentes tipos de acúfenos que afectan al oído y al sistema auditivo.

Como hemos platicado anteriormente, estos zumbidos o pitidos en el oído pueden deberse a diferentes motivos, sin embargo, aquí te explicamos los diferentes tipos de acúfenos que existen:

  • Crónico: Pitidos de forma crónica. Es recomendable asistir al otorrino si el ruido dura más de tres meses, si transcurren más de seis, el tinnitus se considera crónico debido a que los circuitos cerebrales lo mantienen en el tiempo.
  • El acúfeno pulsátil: Se presenta en forma de pulsaciones al ritmo del corazón o en forma de silbidos. También es denominado como “acúfeno vascular” debido a que tiene su origen en el aparato cardiovascular.
  • Cervical: Una contractura cervical puede ocasionar tapones en el oído y desde ese punto desencadenar los molestos pitidos auditivos.
  • Acúfeno agudo: Se produce generalmente por la acumulación de un tapón de cera.

Sabemos que no es fácil vivir con acúfenos, sin embargo, es importante asistir con el otólogo (especialista en el oído), para brindarte una solución a cualquier padecimiento auditivo. En el Centro de Audición y Equilibrio del Dr. Mario Villegas, estamos para ayudarte.

Leave a comment