El 75% de los casos de vértigo proviene de problemas auditivos, sin embargo, también pueden originarse por problemas en el cuello o en la cabeza.

Siendo común en la población, en la mayoría, estos casos están relacionados con una alteración del sistema vestibular ubicado en la parte interna del oído y es responsable del equilibrio, provocando la sensación constante en movimiento. A continuación te presentamos las patologías auditivas que alteran nuestro equilibrio y, por lo tanto, las causantes de los mareos:

  • El síndrome de Ménière: Esta enfermedad auditiva afecta tanto a la audición como al sentido del equilibrio y puede llegar a causar pérdida auditiva grave. 
  • Los acúfenos o zumbidos en el oído. En los casos más severos, esta pérdida de audición puede derivar en hiperacusia, la incapacidad para soportar los sonidos a una potencia normal. 
  • La neuritis vestibular coincide en muchos síntomas con la enfermedad de Ménière, sin embargo, ésta guarda relación con la función del equilibrio porque afecta al nervio auditivo y éste es el que se encarga de transmitir la posición desde el oído interno al cuerpo. 
  • Laberintitis. Los vértigos son el síntoma más común de esta patología producida por la inflamación del laberinto. Además de afectar a esta parte del oído, también repercute en los nervios del oído interno.
  • Vértigo postural benigno. Este es el tipo de vértigo más común, causado por un problema en el oído interno. Suele darse por cambios concretos al mover la cabeza, como por ejemplo, al acostarse en la cama o al inclinar la cabeza hacia arriba o hacia abajo.

¿Padeces de vértigos? ¡No te alarmes! Es importante asistir a una consulta de valoración con tu otólogo de cabecera, ya que estos pueden estar relacionados con la pérdida auditiva. Acércate al Centro de Audición y Equilibrio del Dr. Mario Villegas, ¡estamos para ayudarte!

Leave a comment