Esta patología es más común de lo que crees. ¡Conoce más aquí!

Es una infección que se clasifica como otitis externa u otitis media. Es una inflamación del oído y de sus tejidos, es común que se presente en cualquier edad, sin embargo es más común en niños.

Otitis media o inflamación del oído: 

Se origina a causa de acumulación de fluido en nuestro tímpano, ocasionando que nuestro oído medio se inflame, esto pudiera generar pérdida auditiva temporal, también puede resultar doloroso para quien la padece.

Para detectarla en los más pequeños (los más propensos a contraerla) debemos considerar una posible subida de temperatura, picor o dolor en la zona, ya que este tipo de otitis es ocasionada por virus. Si se trata a tiempo y adecuadamente, la otitis no tiene por qué tener consecuencias irreparables.

Otitis externa u otitis externa difusa:

Se le conoce como “otitis de nadador” ya que es ocasionada por varios tipos de bacterias u hongos, presentándose en oídos que han estado expuestos a la humedad.

Unos de los síntomas más comunes es la sensación de taponamiento, picor que se incrementa con la masticación, bostezo, y la presión del trago.

El tratamiento para la otitis puede variar en cada paciente, es importante asistir a una consulta de valoración para poder indicar el tratamiento adecuado. Recuerda que en el Centro de Audición y Equilibrio de Monterrey, somos expertos en la salud de tu oído.