Cuando se presenta la gripe, es cuando más debemos vigilar nuestra salud auditiva. 

El virus de la gripe es una infección común, donde la fiebre, la tos, los dolores musculares y de cabeza, así como la continua secreción nasal están presentes en nuestro cuerpo durante días.

La constante secreción nasal puede causarnos problemas en la audición cuando el exceso de moco se aloja en la nariz y llega al conducto auditivo, impidiendo oír correctamente, traduciendo esto en una pérdida de audición o de una sensación de oídos taponados e inflamados. 

Si no nos sonamos correctamente, y realizamos mucha fuerza, podemos causar daños en el oído debido a la presión realizada, y si además padeces sinusitis, es más molesto ya que la presión envía moco al interior de los senos paranasales.

La gripe puede afectar a las vías respiratorias y al oído, derivando en muchos casos en infecciones de oído u otitis media aguda.

¡No pongas en riesgo tu capacidad auditiva! En el Centro de Audición y Equilibrio de Monterrey, contamos con profesionales que darán la mejor solución a cualquier problema auditivo a pacientes de todas las edades.